martes, 19 de mayo de 2015

Camino Francés

Intentan raptar a una mujer en la zona en la que desapareció la peregrina norteamericana

  • La mujer caminaba por las proximidades de la ruta - SECUNDINO PÉREZ
    La mujer caminaba por las proximidades de la ruta - SECUNDINO PÉREZ
Todas las alarmas volvieron a encenderse el sábado por la tarde, cuando dos hombres intentaron raptar a una mujer que caminaba por una zona cercana al Camino de Santiago a su paso por Santa Catalina de Somoza, en el término municipal de Astorga. Vecinos de la localidad explicaron a este periódico que no es la primera vez que se registran sucesos similares en el entorno, denunciándose en algunas ocasiones cierta inseguridad en este área. De hecho, se trata del mismo tramo en el que supuestamente hace ya más de mes y medio se le perdió la pista a Denise Thiem, la peregrina norteamericana de la que no se tinen noticias desde el 5 de abril, cuando mandó un correo a una amiga y la saludaba «desde Astorga», contándole además que su intención era continuar hacia El Ganso. Y para ello no hay otra posibilidad que seguir el Camino de Santiago, donde Santa Catalina es un paso obligado si se sigue el trazado habitual.
Al hilo de las investigaciones para esclarecer el paradero de esta peregrina, de quien sigue sin saberse absolutamente nada, trascendió que una de las líneas que barajaban los cuerpos de seguridad era analizar los testimonios de otras mujeres que reconocían haber sido «hostigadas» y «molestadas» en esta misma zona.
Parece que nada es casual, aunque por el momento se está intentando averiguar si existe relación o no entre todos los casos. En el último, registrado el sábado sobre las cinco de la tarde, la víctima no es una peregrina sino una vecina del pueblo que había salido a pasear y a realizar deporte como lo hace habitualmente. Fue entonces, mientras caminaba por una zona cercana a la Ruta Jacobea, próxima al área de descanso de peregrinos, cuando C.A.F. vio cómo dos hombres que se encontraban en un coche pequeño y oscuro le hacían un gesto, «como si tuvieran una duda y quisieran preguntarme algo», reconoce la víctima, que prefirió no acercarse demasiado a los individuos. Fue entonces cuando vio que uno de ellos, mientras el otro llevaba la cara parcialmente cubierta, se bajó del coche. Ella mantuvo en todo momento un margen de seguridad que le permitió echar a correr cuando vio algo raro en las intenciones de los dos hombres. Sin embargo, al iniciar la huida el varón que se encontraba fuera del vehículo y más próximo a la víctima logró cogerla del brazo, provocándole magulladuras. Aún así, esta vecina de Santa Catalina logró zafarse y echó a correr hasta llegar a esconderse en unos matorrales cercanos. A los dos individuos les perdió la pista, aunque sabe que uno de ellos trató de seguirla. El otro no llegó a bajarse del coche.
Fue ya después de lograr escapar y esconderse cuando dio la voz de alarma, llamando y pidiendo ayuda. Hasta el lugar, según explicaron fuentes vecinales, se desplazaron agentes de la Policía y de la Guardia Civil para recabar pruebas y tratar de dar con los dos hombres.
Ahora, además, tratará de esclarecerse si estos hechos tienen alguna vinculación con los acaecidos anteriormente o con el caso de la peregrina desaparecida. Pese a que este tramo del Camino ha sido peinado exhaustivamente no se ha conseguido dar con su paradero o alguna pista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada