sábado, 12 de diciembre de 2015

Año Santo

La Puerta Santa se pone guapa

Sin programa paralelo, los hosteleros temen que se desaproveche el tirón turístico del Año Santo extra // El puente de la Inmaculada cerró con ocupaciones del 80%

Hay movimiento en la praza da Quintana. Helechos y líquenes fueron cubriendo esta fachada de la Catedral en el último lustro. En desuso desde el 31 de diciembre de 2010, toca poner a punto la Puerta Santa para el Jubileo de la Misericordia, una convocatoria impulsada por Jorge Bergoglio que permitirá abrir el simbólico pórtico con antelación. No estaba previsto que nadie utilizara este acceso hasta la próxima cita jubilar de 2021, pero los acontecimientos se han precipitado y, ya desde el domingo, serán muchos los que se acerquen a Compostela para traspasar ese acceso que solo se habilita en ocasiones puntuales.
Los operarios llevan varios días trabajando para retirar la vegetación que se ha ido apoderando de la piedra poco a poco. La zona está vallada y se ha instalado una grúa para facilitar la limpieza de las zonas de difícil acceso. Inmediatamente después de la verja exterior, se ha montado un andamio para reparar las rejas, también muy deterioradas por el paso del tiempo.
Operarios trabajando en la puesta a punto de la fachada de A Quintana para la ceremonia de apertura de la Puerta Santa que tendrá lugar el domingo.  - FOTO: Fernando BlancoPara el fin de semana hay pocas reservas en los hoteles. No es buena señal. Al sector le preocupa que no haya una programación paralela que, tal y como sucede en los Xacobeos, contribuya a atraer más turismo. "Llevamos mucho tiempo demandando que nos avisen con antelación de todo lo que se hace. En otras ciudades el sector trabaja con calendarios anuales y eso les da mucha ventaja", advierte Rita Sobrado, secretaria de Hospedaje. "Las administraciones tienen que involucrarse un poco más y darse cuenta de que Santiago es una capital muy bien vista a nivel internacional. No juega precisamente en tercera división", denuncia.
Aun a pesar de que no había "nada especial" en agenda, los alojamientos del casco histórico cerraron el pasado puente de la Inmaculada con un balance excelente y la ocupación se situó entre un 75% y un 80%. Por contra, en la periferia los datos fueron muy bajos. Un panorama que, en opinión de Sobrado, podría invertirse "si hubiera algo programado". El turista se mueve cuando hay algún reclamo y el sector lo comprobó el pasado noviembre con la campaña que puso en marcha fusionando Santiago é Tapas y Cineuropa. Todavía sin datos oficiales, fue un mes "excepcionalmente bueno". Según recalca la secretaria de Hospedaje, el certamen gastronómico logró que cafeterías y restaurantes despidieran "su mejor noviembre". A los hoteles tampoco les fue mal y consiguieron cubrir entre el 40% y el 50% de sus plazas. "Si se organizan eventos, se puede desestacionalizar el turismo", insiste Sobrado. La agrupación no descarta tomar la iniciativa, pero lamenta que el Concello ponga tantas trabas para sacar proyectos adelante. "Aquí es muy complicado hacer cosas", denuncia Sobrado que sigue intentando sacar adelante una feria medieval.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada