viernes, 11 de septiembre de 2015

Camino Francés

Un detenido por la desaparición de Denise Thiem en Astorga ha confesado que sabe dónde está el cuerpo




 Un hombre ha sido detenido esta tarde al principal sospechoso de la desaparición de Denise Thiem, la peregrina estadounidense a la que se le perdió el rastro a principios de abril mientras hacía el Camino de Santiago. Cerca del lugar de la detención han sido hallados huesos, aunque la investigación descarta por el momento que puedan pertenecer a Denise. El hombre, M.A.M. B., de 39 años, ha confesado que sabe dónde está el cuerpo de la peregrina. Por este motivo se ha trasladado a Astora en helicóptero, donde ha llegado sobre las sobre las 18:45 y ha sido puesto a disposición judicial.
La detención se ha producido en Grandas de Salime, cerca de la frontera asturiana con la provincia de Lugo, cuando se encontraba en un bar y no ha opuesto resistencia. El arrestado es vecino de la localidad de Castrillo de los Polvazares (León), perteneciente al municipio de Astorga, y, según fuentes vecinales, vive a las afueras en una casa de madera situada casi en pleno monte, entre el pueblo y Santa Catalina. El hombre desapareció de forma misteriosa hace unos días, tras el comienzo del dispositivo para buscar a la peregrina. Según información de Diario de León estaría relacionado con otros episodios de acoso a otras peregrinas. Está soltero y no tiene carné de conducir, lo que hace que se mueva en bicicleta. 
Una portavoz del Albergue de Peregrinos de Castrillo, en declaraciones a Europa Press, ha explicado que el sospechoso, que no es natural de Castrillo sino llegado de fuera hace unos tres años, vive solo y cuenta en la finca con un huerto y un pozo. La vecina asegura no sorprenderse de su detención, ya que, como así ha relatado, la policía tenía pistas sobre él puesto que hace años «salía a las peregrinas que pasaban por aquí y dicen que las insultaba. ¡Una persona que vive ahí en el monte de esa manera me da qué pensar, además de que se comenta que tiene muy mala leche!».
Publicidad
Varios vecinos confirmaban que agentes de paisano les habían enseñado una imagen del ahora arrestado, al que también definían como «una persona poco sociable, que rehuye el contacto con los vecinos», y que vive en una casa alejada del pueblo. Un lugareño ha declarado a Diario de León que «desconfiábamos de él», mientras que otros habitantes de la zona narran el extraño comportamiento del hombre, «venía de noche a veces con un pasamontañas por ese camino de ahí (apuntando en dirección al cementerio) y volvía a su casa, es un pintas de mucho cuidado». «Si lo hizo él ¿cómo se llevó el cadáver? Porque no tiene coche...», se pregunta otro vecino.
El hombre es dueño de uno de los terrenos en los que los investigadores buscaban a la mujer. La búsqueda se reanudará mañana a primera hora. Precisamente, ayer las fuerzas de seguridad reactivaban la búsqueda, en la que un amplio dispositivo policial, con medios aéreos, unidades de Policía Judicial y de Seguridad Ciudadana, además de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) trabaja sobre un mapa de puntos clave para precisar las pesquisas.
Desaparecida el pasado mes de abril
La última vez que se vio a Denise fue en Astorga, desde donde, según ella misma habría comentado, se dirigía a la localidad de El Ganso en una etapa del Camino de Santiago. Los investigadores trabajaban con diferentes hipótesis, si bien consideraban poco probable una caída accidental, dado que la ruta del Camino de Santiago no presenta zonas abruptas. Según las investigaciones, el día 6 de marzo la peregrina inició en solitario el Camino de Santiago desde Pamplona. 
Denise Thiem, de 41 años de edad, vio la película The Way (Martin Sheen, 2010) en Estados Unidos decidió hacer el Camino de Santiago. Se lo comentó a su hermano Cedric y el plan inicial era colgarse la mochila juntos. No pudo ser y él, tras su desapareición, no para de pensar en que si la hubiese acompañado ella no se habría evaporado sin dejar rastro. Durante meses no hubo ni una sola pista y la investigación, en la que colabora el FBI, estaba atascada según la familia. «Mi mayor esperanza es que la encuentren a salvo y que vuelva a casa», aseguraba Cedric el pasado mes de julio, que estaba decidido a no darse por vencido y seguir buscando sin descanso a su hermana.
Morena y de rasgos orientales, la peregrina fue vista por última vez en Astorga el 5 de abril. La noche antes durmió en un albergue de la ciudad leonesa y al día siguiente desayunó con un peregrino italiano. Ambos charlaron con dos caminantes alemanas y todo apunta a que después la norteamericana continuó el viaje. A una amiga británica le había contado en un correo electrónico que iba a dormir en Astorga y que al día siguiente iría a misa y después partiría hacia la localidad de El Ganso, donde tenía previsto hacer noche. Nunca llegó allí.
El hermano de la peregrina desaparecida tuvo claro desde el principio que Denise no se había marchado voluntariamente. «Al principio hubo muchas teorías. Algunas personas sugerían que quizás había encontrado a alguien y simplemente se había ido con él, pero eso no tiene sentido», aseguraba. Aunque Cedric estuvo un tiempo en Astorga colaborando en la búsqueda de su hermana, tuvo que volver a Phoenix (Arizona). No obstante, desde allí siguió coordinando nuevas batidas en la zona de Astorga -las últimas a principios de junio- y presionando en el Congreso y el Senado de Estados Unidos para que no se olvidase el caso. «Simplemente quiero cerciorarme de que el Gobierno está haciendo todo lo que puede», advertía.
Precisamente, el pasado mes de agosto los padres de Denise Thiem solicitaban ayuda a Barack Obama y Mariano Rajoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada