martes, 6 de octubre de 2015

Testimonios Peregrinos

 
Los amigos que haces en el Camino


Dicen que el Camino de Santiago cambia a las personas  y lo cierto es que puede hacerlo aunque sólo sea por las buenas experiencias y ratos que pases mientras lo llevas a cabo. La gente que te cruces durante tu aventura puede cambiarlo todo, y se dice que los amigos que haces durante el Camino son para siempre.

El Camino de Santiago recibe cada año a decenas miles de peregrinos  que, desde cualquiera de sus rutas o etapas, se lazan a la aventura para alcanzar poquito a poquito la ciudad gallega de Santiago de Compostela y cumplir así con su objetivo.
Las razones que llevan a la gente a hacer estas rutas pueden ser muy diversas. Fervor religioso, amor por la aventura, el senderismo o la naturaleza o simplemente por disfrutar de un plan alternativo altamente recomendable.
Sea cual sea el motivo, lo cierto es que el Camino de Santiago es una oportunidad fantástica para conocer buena gente  con la que compartir grandes experiencias y, seguramente, también cansancio tras una larga jornada en ruta.
Si vas al Camino ya en grupo las bromas y los buenos momentos surgirán solos, y seguramente al grupo se vaya uniendo gente, desde otros grupos hasta senderistas solitarios. Pero, ¿y si vamos solos?
Mucha gente aprovecha el Camino como momento de autodescubrimiento, por lo que, de partida, prefiere ir sola. En ese caso hacer amistades es muy sencillo. Para empezar, es muy común encontrarse peregrinos viajando en solitario, por lo que seguro que no cueste entablar conversación con algún otro solitario, ya sea durante la etapa o alguno de los lugares de reposo.
Es más, los albergues situados en los pueblos y aldeas del Camino son la mejor opción para conocer gente. Estos lugares se convierten en punto de encuentro de personas de todo el mundo que, por lo general, estarán encantados de compartir vivencias del camino, anécdotas y por qué no, planear futuras rutas en grupo. Se puede aprovechar el buen rollo y el ambiente jovial que reina en estos hostales y albergues para entablar conversación con gente de lo más interesante.
Para aquellos que quieran conocer gente otra opción es hacerse miembro de algún grupo de excursionista que tengan pensado hacer el Camino y partir ya en grupo desde el origen, además de que muchas asociaciones de amigos del Camino de Santiago organizan periódicamente salidas para recorrer parte de su trazado. Hay cientos de organizaciones, centros culturales o religiosos que ofrecen este tipo de viajes todo el año.
También las nuevas tecnologías pueden ayudar a sociabilizar. Existen muchas páginas web y foros dónde uno se puede poner en contacto con otros peregrinos y compartir experiencias antes y después del viaje. También existen grupos creados en redes sociales como Facebook, dónde encontrar amigos para realizar juntos en Camino.
Sea cual sea la opción que escojas, lo que es seguro es que volverás del Camino con más de una nueva amistad, eso seguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada