viernes, 17 de abril de 2015

Otros Caminos

Valencia quiere su propio "Camino" que tendrá su primer Año Jubilar en octubre de 2015

El Arzobispado anunció ayer su intención de promover un camino de peregrinaje que recorra los lugares de la geografía española por los que fue trasladado el Santo Cáliz hasta llegar a la Catedral de Valencia a mediados de siglo XV. Esta propuesta sería vital para completar el sentido religioso e histórico del Año Santo Jubilar que se celebrará cada lustro en la capital del Turia a partir de 2015.
Tal y como avanzó el cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia, el pasado 9 de octubre, la Santa Sede ha aceptado que la capital del Turia celebre con un Año Jubilar la custodia de la copa que –según sostienen muchos expertos– utilizó Jesucristo en la Última Cena. En este sentido, el canónigo celador de la reliquia, Jaime Sancho, confirmó ayer la próxima publicación de un «libro importante» que aporta nuevas investigaciones acerca de la autenticidad del «Santo Grial» que atesora la Catedral. Por su parte, el deán del tempo, Emilio Aliaga, expresó su deseo de que la nueva ruta de peregrinaje recupere la «dimensión eucarística» –y no solo turística– que a su entender ha perdido el Camino de Santiago.
http://www.catedraldevalencia.es/imagenes/santocaliz/historia/grandes/traslado.jpg El trazado de la ruta, aún por definir, discurrirá por aquellos lugares cuya relación con el vaso sagrado esté constatada con datos históricos, como Peñíscola o Cabanes. En cualquier caso, los estudios en torno a la figura de San Lorenzo apuntan a que el Santo Cáliz salió de Jerusalén hacia Roma, y que desde allí fue trasladado por el diácono hasta el Pirineo aragonés.
En su itinerario hasta la Catedral de Valencia, la reliquia pasó por parajes tan recónditos como la cueva de Yebra de Besa y las ermitas de San Pedro de Siresa, San Andrián de Sásabe, Bailio o Santa Cruz de la Serós, así como por templos como la Catedral de Jaca y el monasterio de Juan de la Peña. Ahora, un nuevo documental de la productora valenciana Documentart permite conocer todos estos lugares.
Como primicia, este trabajo saca a la luz un hecho poco divulgado, que aporta la crónica de cómo durante la Guerra de la Independencia la reliquia fue confiada a un canónigo para que la protegiera y cómo éste la llevó a Alicante. El audiovisual, basándose en la información extraída de los Archivos de la Catedral, muestra por primera vez los puntos exactos en los que fue depositado el vaso antes de partir a Ibiza y Mallorca y regresar a Valencia de nuevo.
El documental, que acaba de ponerse a la venta en DVD, permite además observar la capilla del Santo Cáliz «a vista de drone», gracias a la instalación de una cámara HD en un octocópero de ocho motores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada