domingo, 27 de febrero de 2011

Camino del Sureste

La toledana Villanueva de Bogas albergó la presentación de la Guía del Camino del Sureste
Villanueva de Bogas.- El Comisario de los Caminos de Santiago de Castilla y León, Manuel Fuentes, y unos 70 representantes de unas 15 asociaciones jacobeas de toda España, entre ellas la de Toledo, han acudido a Villanueva de Bogas para respaldar la presentación de la Guía Práctica del Camino del Sureste, una de las rutas a Compostela con mayor historia y tradición desde la Edad Media.
Además, el Delegado provincial de la Junta de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, y el diputado provincial de Turismo, Luis Caviedes, se sumaron a la presentación de esa guía de la que son autores tres veteranos y respetados peregrinos, Manuel Aliaga, Paco Serra y Pedro A. Serrano, que llevan más de 15 años de investigación para elaborar esa obra destinada a hacer más fácil la peregrinación de quienes cruzan la Península en diagonal hasta Compostela.
Tanto Fernando Mora como Luis Caviedes elogiaron el trabajo de los autores y más aún el de las asociaciones jacobeas para poner en valor una ruta de peregrinación con más de mil años de antigüedad, y el primero considero una idea “brillante” la elección de la localidad de Bogas para este acto, que facilitó una jornada de convivencia en tierras toledanas del movimiento jacobeo, desde Galicia hasta el Mediterráneo.
El Camino del Sureste, que enlaza Alicante, Murcia, Cartagena y todo el sudeste peninsular con el noroeste gallego, cruza también en diagonal el territorio de Castilla-La Mancha antes de continuar por Ávila, Valladolid, Zamora y León.
Un exultante alcalde de Bogas, Antonio Novillo, actuó de anfitrión de la jornada jacobea, acompañada de una exposición fotográfica, una representación teatral de temática histórico-jacobea y una comida de hermandad de las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago con los autores de la guía, personas particularmente admiradas.
Además, en Villanueva de Bogas, donde ya existe un bonito monumento de hierro forjado dedicado al Camino, se descubrió una placa colocada sobre un sillar pétreo de considerables dimensiones en el lugar por el que entra en la localidad el Camino a Santiago del Sureste, que tiene un recorrido de cerca de 1.100 kilómetros que atraviesa cinco comunidades autónomas además de ser uno de los senderos a Compostela más importantes del sur peninsular.
Fernando Mora, en nombre de la Junta regional, se deshizo en elogios al acierto de poner en valor el Camino del Sureste, “del que se oye hablar desde hace mucho tiempo, pero que no se tenía claro por donde pasaba”.
“Poner en valor esta ruta debe tener nuestro reconocimiento y apoyo”, aseguró el Delegado de la Junta, quien agradeció a los autores, Manuel Aliaga, Francisco Serra y Pedro Antonio Serrano, “que nos hayan dado a conocer a través de esta guía la importante ruta del Sureste del Camino” y a las asociaciones, como la de Toledo, que trabajen de modo desinteresado por ella.
También resaltó la forma en que Villanueva de Bogas acogía esta jornada mostrando ese interés que el pueblo tiene por la cultura y su inmenso corazón y hospitalidad acogiendo a los peregrinos y ofreciéndoles cobijo.
El reconocimiento de Mora venía a compensar la actitud de indiferencia, cuando no de desprecio, de otros políticos toledanos que hasta la fecha han apostado -por falta de conocimiento histórico y cortedad de miras- por dar su apoyo a una ruta inventada por algunos peregrinos valencianos y que han marginado a la asociación jacobea toledana, provocando el disgusto y la repulsa del resto de las asociaciones de amigos del Camino de Santiago.
Tanto es así, que Villanueva de Bogas fue ignorada en un folleto de poca calidad y plagado de errores (llega a denominar al Camino del Sureste, del Suroeste), recientemente presentado en Toledo para beneplácito de los inventores del llamado camino levantino. Otro tanto sucede con otra localidad toledana, Paredes de Escalona, por la que el Camino del Sureste sale hacia tierras de Madrid, primero, y Ávila poco después.
La gran razón alegada por esos políticos era que el camino valenciano (que en realidad debe discurrir por otro itinerario) tenía una prehomologación como sendero de gran recorrido (GR-239), sin comprender que el Camino de Santiago sobrepasa esos límites y es más importante que cualquier GR.
Uno de los autores de la guía del Sureste, Manuel Aliaga, vicepresidente de la Asociación de Amigos del Camino de Novelda (Alicante), consideró una injusticia que la Diputación de Toledo hubiese olvidado a la localidad toledana de Villanueva en la señalización de los caminos asesorándose por una asociación, la de Valencia, que “no tiene fuero” en la provincia de Toledo.
La Institución Provincial, a instancias de un reducido grupo de diputados, culminó el pasado mes de noviembre un proyecto, guiándose por la catalogación GR 239 de la ruta valenciana, de instalación de paneles informativos en las entradas de las etapas, de postes de señalización y azulejos indicadores a lo largo de veintidós municipios.
Aparte del cúmulo de errores cometido en la colocación de esas señales sin criterios de seriedad, para Aliaga, “este GR es un invento que no responde a criterios históricos y sí mucho a intereses turísticos”, porque que la Diputación ha obviado a localidades incluidas en la ruta histórica del camino jacobeo.
“Yo respeto mucho la labor que realizan otras personas, pero no se ha basado en recorridos históricos”, para agregar a continuación que la recuperación se ha hecho sin criterio alguno, por donde “a uno le ha dado la gana”. La guía del Camino del Sureste recién editada se basa en el itinerario del Camino Real de Castilla que reflejó en 1546 la que se considera primera guía de carreteras de la historia de España, el “Repetorio de Caminos· del cartero real Pedro Juan Villuga, que curiosamente era valenciano. José Luis López, industrial de Villanueva de Bogas y holspitalero, también ha hecho una defensa a ultranza de la parada intermedia en Villanueva de Bogas y del Camino del Sureste. López, que también se ha pateado el camino de arriba a abajo, dijo que cuando por primera vez le picó el gusanillo de salir a recorrer el camino, hace ahora ocho años, en principio “sólo pensaba en kilómetros”, ahora eso “se olvida y sólo te traes recuerdos y amigos”. El alcalde de Villanueva de Bogas, Antonio Novillo, cree necesario potenciar el camino del Sureste y muy especialmente el trazado que atraviesa Villanueva, porque es una forma de contribuir con la cultura, el turismo y el mantenimiento de tradiciones con muchos siglos.
Por su parte, el Comisario de los Caminos de Santiago de Castilla y León, Manuel Fuentes, que representa a una institución creada en esa comunidad autónoma para velar por la conservación y promoción de las Rutas Jacobeas, señaló que su presencia era “obligada” en esta cita en la que se dio a conocer la nueva guía elaborada por estos tres autores. Recordó que su labor como Comisariado ha consistido en la potenciación y la ayuda a todas las asociaciones que están promocionando los diez caminos que atraviesan la comunidad de Castilla y León, además de mantener una importante cooperación con los ayuntamientos para el mantenimiento de las infraestructuras en sus distintos recorridos. Por último indicó que la comunidad dispone de una guía completa, con independencia de las particulares de cada ruta. Las Asociaciones reunidas en Bogas eran las de Toledo, Ávila, Valladolid, Albacete, La Roda, Caudete, Requena (Valencia), Cuenca, Ciudad Real, Guadalajara, Novelda (Alicante), Villena (Alicante), Alatoz (Albacete), Madrid y la más respetada de todas las existentes, la Gallega (AGACS).
Esas 15 asociaciones y las personalidades asistentes –entre ellas el alcalde de la localidad abulense de Gotarrendura, Fernando Martín- suscribieron una declaración de 10 puntos en pro de la potenciación del Camino del Sureste y de una mayor colaboración de las Asociaciones que jalonan esa ruta para la realización de actividades de defensa del Camino, ayuda al peregrino y de asistencia a personas mayores y jóvenes. Y también trabajar para que el Camino del Sureste sea declarado Bien de Interés Cultura, junto con sus hermanos, la Ruta de la Lana y el Camino Mozárabe Manchego, que atraviesan tierras castellano-manchegas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada