domingo, 9 de junio de 2013

Camino de Celuloide


Lydia B. Smith recibe el premio Estela Xacobea en el I Festival de Cine y TV del Camino

Santiago.- Acompañada de un grupo de los peregrinos que escogió en 2009 para rodar su documental “’Buen Camino! Seis peregrinos, un destino”, la estadounidense Lydia B. Smith recibió el premio Estela Xacobea al término del I Festival de Cine y TV del Camino, celebrado esta semana en la capital gallega.
La gala de clausura del Festival puso el broche de oro a una semana dedicada al cine español de autor, en el que la gran vencedora fue “A puerta fría”, dirigida por Xavi Puebla y protagonizada por Antonio Dechent, Nick Nolte y María Valverde, que también se hizo con la Estela a la mejor actriz.
Darío Grandineti, por su papel en  “Inevitable”, del gallego Jorge Algora, fue designado mejor actor. En la gala, presentada por Yolanda Castaño y Manuel Manquiña, se entregó el galardón a la Trayectoria Audiovisual a la actriz María Pujalte; el premio a la mejor serie nacional a Gran Hotel, recogido por Ramón Campos y Gemma Rodríguez, de la productora, Pep Muñoz (Inspector Ayala) y Antonio Reyes (Hernando).
Hubo una Estrella Solidaria para la Asociación Galega de Reporteiros Solidarios y la Estela Xacobea que recogió Lydia B. Smith, que en cinco festivales a los que ha presentado su documental lleva ya acumulados cuatro premios.
La directora del Festival de cine y televisión Camino de Santiago, Nazareth Martín, hace un balance "positivo" de esta primera edición y ha avanzado que ya trabajan en la segunda. "Estamos muy contentos", ha asegurado Martín, que ha indicado que, aunque las salas no se han llenado, la afluencia de público ha ido aumentando conforme ha avanzado el festival. Además, ha calificado de "exquisita" la calidad de las películas proyectadas en la sección oficial y que "casi todo el equipo artístico" de los filmes ha visitado Santiago.
Otro documental a concurso, “Patinando el Camino”, exhibió la experiencia de la cineasta Anuska Gil al haber realizado 1000 kilómetros del Camino Francés en patines, homenajeando a 16 mujeres habitantes de la ruta, destacadas por su trayectoria humanitaria. Durante el trayecto, decenas de personas se sumaron para ayudar y colaborar con el fin de que este proyecto saliera adelante. La entrega desinteresada no hizo más que acentuar el propósito principal del programa: infundir positivismo en momentos de crisis y abogar por la unión de las personas.
El Festival de Cine y Televisión de Santiago de Compostela pretende difundir la cultura a través del sector audiovisual y ofrece al público una Sección Oficial de largos de ficción nacionales, proponiendo un cine que acepte nuevos retos narrativos y estéticos que, como suele ser habitual, no tienen un recorrido comercial al que se pueda acceder fácilmente.
Fuera de la Sección Oficial existen secciones paralelas como "Rodado en Compostela", "Aula de cine", "Promoción Talento Gallego" y "En el Camino". En esta última se enmarca Patinando el Camino, como proyecto que se ha desarrollado y rodado en esta mundialmente conocida ruta, así como el filme de Lydia B. Smith.
De los 40 filmes que se han presentado a esta preselección, los responsables del festival han seleccionado ocho títulos, de los cuales cinco supondrán estrenos absolutos en Galicia.
Dentro de la sección «En el Camino», el documental de Lydia B. Smith, centró la atención de los asistentes al festival. Lidya explicó que la cinta se hizo realidad gracias a los donativos de cientos de peregrinos, así como lay colaboración de numerosos establecimientos hoteleros, junto a otros mecenas.
La directora hizo el Camino de Santiago en el 2008 y, aunque en su momento ya le plantearon hacer una película sobre la Ruta, «reconozco que el Camino era como algo sagrado y me daba miedo no hacerlo bien». 
El Camino «ayuda a ser uno mismo, nos descubre a nosotros mismos, a nuestro yo más interior; saca lo mejor de cada uno de nosotros». Lydia Smith está convencida de que el éxito del Camino entre los norteamericanos se debe a que «buscan algo así, y aumentará mucho más. Es algo espiritual, pero sin reglas estrictas».
Para realizar el documental se grabaron 300 horas en cinco semanas. «Grabamos a quince peregrinos y después nos quedamos con seis, seis diferentes, con seis motivos distintos y edades muy diversas», explicó la cineasta norteamericana.

1 comentario:

  1. Este es el Premio de muchos, el Premio de todos. Felicidades.

    ResponderEliminar