lunes, 1 de junio de 2015

Camino de Muxía

Emoción contenida en la primera misa de la Barca tras el incendio

La emoción pudo con el disgusto de muchos muxiáns en la primera misa de la Barca tras el incendio que destrozó el templo en el día de Navidad del 2013. A pesar de que la mayor parte de los feligreses no están de acuerdo en cómo se han realizado las tareas de recuperación del interior del templo, hubo mucha devoción y mucho respeto, según explicó el párroco, Manuel Liñeiro. Fue una misa solemne y larga, de más de hora y media, y cantada por la Coral de Muxía. Se celebró en presencia de la imagen original de la Virxe da Barca, lo que solo ocurre el día de la romería, porque todavía no está lista la réplica encargada a un artista compostelano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada